Aula Gerión

Asociación para la defensa del Patrimonio Histórico - Sanlúcar de Barrameda (Cádiz)

 

 

 

LA CASA DE MATERNIDAD:

DE CRUZADO MENDOZA 

A CRUZ ROJA

 

   

      Santiago Pérez del Prado

 

La Casa de Maternidad, situada en la calle Almonte esquina a la Escalerilla de los Perros, ofrece al exterior una espléndida torre mirador de silla en la crujía trasera, más apreciables por la Cuesta de Ganado. Se ha apuntado que acaso fuera parte de la antigua Torre de la Plata, situada en el ángulo de lienzo de muralla, al filo de la barranca que mira al mar, pues está adosada a un almenado en el nivel de la azotea de la casa.

 

Cuenta con una superficie de suelo de 797 metros cuadrados, y construida de 1.780 metros cuadrados, catalogada por el PGOU como de protección global (B-86). Al día de hoy cerrada y en mal estado causado en parte por su abandono y cuyo futuro posible es sobrecogedor, en cuanto a conservación del Patrimonio Histórico.

 

Que Fray Angélico en su beatitud nos guarde de Yo El arquitecto iluminado y egocéntrico moderno que donde interviene deja “su huella”, haciendo daño a la vista y creando una innecesaria inquietud emocional. Creo que cualquier persona con un mínimo de sensibilidad y un mínimo de decencia se siente vulnerable, inseguro y con una gran desazón cuando contempla obras como las que nos han obsequiado últimamente estos grandes sacerdotes de la albañilería y las chapuzas que incluyen en su hacer grandes lienzos de hormigón que nos recuerdan al muro entre Israel y Palestina; contenedores dentro los castillos y cubos que parecen una estación de metro y puertas y ventanas de la película “Matriz” (Míguez del Olmo, Hispania Nostra, 86: “La defensa de los castillos hoy día”).

 

Resalta por su largura la gran balconada sobre tres huecos del bajo -dos cierros y portada-, que además hace ángulo con la escalerilla de los Perros, con barandilla y tirantes de hierro forjado. El cierro central debió ser la primitiva portada, pues coincide con el eje central de la puerta del balcón, siendo por tanto el acceso al patio en codo. La portada principal, flanqueada por pilastras y moldura mixtilínea, se corona con el blasón del apellido Mergelina, cuyos cuarteles están invertidos, si se compara con el mismo escudo situado en las casas de la calle Caballero – en obras-o en San Agustín.

 

 

La fachada que da al jardín presenta en la línea de azotea: el mirador, un pretil almenado y un pretil corrido. En el piso principal, se suceden un balcón, y cinco huecos cegados y separados por cinco pilares sobre altos pedestales, que formaban una amplia galería arquitrabada y probablemente con barandilla. La misma composición aparece en el piso bajo: una portada y una galería con danza de cinco arcos sobre columnas y barandillas. Ambas plantas quedan separadas por una acusada cincha. Las dos logias-belvederes se cegaron, dejando unas ventanas, para convertirse en habitaciones de la casa de Maternidad.

 

Hay noticia en 1516 de los barrancos de Alonso de Palma entre las calles Almonte y Chorrillo. Y en 1638 se le concede un pedazo de solar frente a la escalerilla de los Perros o de San Roque a Diego de Aldana. El historiador Velázquez Gastelu dice que “este jardín duró hasta el año de 1742, que reedificando estas casas D. Pablo Cruzado de Mendoza, lo deshizo para labrar en su lugar patio bajo y bodega”. Al referirse a la fuente o pilar del Chorrillo afirma “porque por aquellos años [1563] está ya frente de la boca que da entrada a la Huerta Grande, al pie del antiguo muro que está hoy confundido en las casas que labraron los hermanos Cruzados, antes que hubiese ermita de San Roque”.

 

Cruzado de Mendoza era un cargador a Indias, cuya familia consistía en 1752 en su mujer “y un niño que está criando por charidad, Doña María de los Cameros y Monroy, deuda, tres sirvientas y un sirviente; utiliza en el tráfico de la América 6.000 reales de vellón”.

 

La casa -según el Catastro de Ensenada, 1758- poseía alto y bajo, 36 varas de frente y 42 de fondo, confrontaba con casa suyas y por otro lado hacía esquina con la Cuesta de S. Roque. Contenía la casa dos bodegas de 1920 arrobas, dos graneros de 200 fanegas, otra bodega de 920 arrobas y otro granero de 500 fanegas. También pertenecía a Cruzado una casa solar al pie de la cuesta de S. Roque y Chorrillo. Este cargador ingresaba al año cerca de 6000 reales y tenía cinco sirvientes y está enterrado en la capilla bautismal de la Iglesia de la O. Su hijo Narciso desempeño el cargo de Regidor Perpetuo en 1742.

 

Saltando un siglo, volvemos a tener noticias de esta casa en 1856 que es amirallada por Diego Mergelina Gómez de Barreda.  La casa pasa a su hermana Joaquina, recibiéndola como parte de la herencia de su madre Eduardo Gómez de Barreda y Gutiérrez de Henestrosa –mujer de Joaquín Mergelina Selva, primero de su saga en Sanlúcar-. Tras la muerte de su marido Juan Heras Fdez. de Valdespino , heredan la finca completa sus nietos los Heras Pico y sus tres hijas Eduarda –de Esquivel-, Luisa -Condesa de Ballobar- y  Joaquina -la primera Marquesa de Blegua-. Su marido fue Rafael Rodríguez de Arias y Villavicencio (1820-1892), I Marqués de Blegua, siendo contralmirante general de la escuadra del Mediterráneo, alcanzó el Ministerio de Marina una vez con Zavala y tres veces con Sagasta; y posteriormente fue Senador.

 

De la casa se desgaja la bodega en C/ Ganado esquina a la escalerilla de los Perros que por sucesivas compras adquirieron Francisco Gª. de Velasco y sus herederos. Medía 350.76 metros cuadrados y en 1914 se describe. “…con granero en piso superior de la misma con techumbre de teja y entrada por puerta de el ángulo de las dos calles, un patio y dos colgadizos a los extremos de este, así como un pasadizo que ocupa todo el fondo del patio y dos colgadizos…”.  Actualmente deshecha y convertida en bloque de pisos.

 

A los Heras, compra la Infanta Beatriz de Sajonia el edificio en 1941 para Casa de Maternidad y Dispensario de San Ildefonso, que durante un cuarto de siglo gestiona y mantiene con generosidad y entrega personal.  Con anterioridad, contribuyó al establecimiento en Sanlúcar de la asociación conocida como “La Gota de leche”, que en 1927 socorría a centenares de familias necesitadas “no sólo con la leche de las magníficas vacas con que cuenta la institución, sino también con auxilios metálicos, ropas y efectos”.

 

Cuando muere la Infanta en 1966, hereda la finca su marido el Infante D. Alfonso de Orleáns-Borbón que la donará con muebles incluidos en 1970 a la Cruz Roja, “sin condiciones especiales”. En  2006, la Cruz Roja a través de la Delegación de Cádiz con los permisos del Presidente nacional vende la casa, desapareciendo así el patrimonio sanluqueño de esta institución.

 

 


Seguimiento

 

En 2006 la antigua Casa de Maternidad fue comprada a la Cruz Roja por la empresa "Grupo Nueva Canalejas" por un precio de 700.000 euros para realizar viviendas. Sin embargo, en 2009, el Ayuntamiento de Sanlúcar ha previsto en sus presupuestos una partida por igual cantidad, es decir, 700.000 euros, para comprar la Casa de Maternidad y destinarla a "Casa de Cultura".

 

Mientras tanto, la casa ha estado abandonada, quedando abierta en múltiples ocasiones al vandalismo. Recientemente han robado el espléndido portón que cerraba la puerta de la calle, habiéndose tapiado el hueco al parecer por la Gerencia de Urbanismo.

 

En octubre de 2009 aparece una noticia en la que se afirma que el Ayuntamiento pedirá un préstamo para comprar este inmueble. En Información Sanlúcar: http://www.andaluciainformacion.es/portada/?a=86581&i=19&f=0

El Ayuntamiento compra la Casa de Maternidad, por el mismo precio que le costó a la empresa inmobiliaria hace unos años (en Sanlúcar Digital, 25/02/10):

http://www.sanlucardigital.es/index.php?option=com_content&task=view&id=5638&Itemid=1

Discusión en el Foro de Aula Gerión

 


Actualizado 25/02/2010


Volver

 

 

 

¡